Reseña de Rogue One: A Star Wars Story

                                                 Por Sebastián Osío


    Luego del gran éxito del Episode VII: The Force Awakens, los fans de esta franquicia esperaban con ansias las siguientes películas hechas por Disney, un año un episodio, otro, una película spin off. Rogue One es la primera de estas últimas, y  vaya, qué película.
Dirigida por Gareth Edwards, director de Godzilla (2014), este filme cuenta la historia del equipo que robó los planos de la primera Estrella de la Muerte. Con una paleta de colores más apagada que lo usual en Star Wars, grandes escenas de acción, buenas actuaciones, buen guión y una gran forma de atar cabos sueltos de las películas originales de la saga, Rogue One es una digna adición a esta franquicia.

Reparto
La película cuenta con Felicity Jones (Inferno) como Jyn Erso, Diego Luna (Elysium) como Cassian Andor, Alan Tudyk (Serenity) como K2-SO, Donnie Yen (IP Man) como Chirrut Imwe, Wen Jiang (Yi Bu Zhi Yao) como Baze Malbus, Forest Whitaker (The Last King of Scotland) como Saw Gerrera,  Ben Mendelsohn (The Dark Knight Rises) como Orson Krennic y Mads Mikkelsen (Doctor Strange) como Galen Erso.
Felicity Jones nos da una convincente actuación como Jyn. Así como Rey, es una protagonista femenina fuerte para la nueva generación de Star Wars. Diego Luna brinda una muy buena actuación como Cassian, un buen soldado rebelde que junto a su equipo se enfrenta a un enemigo casi invencible.
Pero mi actuación favorita fue la de Alan Tudyk como el droide K2-SO. Le supo dar mucha personalidad a un droide solo con su voz, lo que resultó en un muy buen personaje, por el que uno termina incluso preocupándose.



Guión
El guión fue escrito por Chris Weitz y Tony Gilroy. Contiene una muy buena historia, con buenos diálogos y ese encanto que caracteriza a Star Wars. Hay un buen balance entre momentos serios y humor, los unos no opacan al otro. Los personajes están bien construidos y te hacen quererlos u odiarlos.
Pero lo mejor es cómo toman huecos argumentales de las películas originales y los resuelven coherentemente; para fans de la franquicia, como yo, es fantástico ver cómo no solo hacen conexiones sino que también resuelven errores y respetan la continuidad de la saga.



Efectos Visuales
Con Disney detrás del proyecto, cuentan con un gran presupuesto y se hace notar: las escenas de acción, el diseño de vehículos, personajes y armas, los efectos prácticos y los generados por computadora hacen de esta una gran película visual.
Las batallas son espectaculares, tanto las que son en tierra como las espaciales. Es maravilloso para un fan ver tan bien representadas las clásicas naves de combate que recordamos de la trilogía original, más la adición de nuevos vehículos.



Conclusión
Rogue One es una película que puede ser disfrutada no solo por fans de Star Wars sino también por cualquiera. No hubo casi nada en el filme que no me gustara. En dos momentos lloré de emoción por la nostalgia.
Recomiendo mucho esta película, una de las mejores de este año.

Le doy una puntuación de 8.5/10.